sábado, febrero 16, 2002

He pasado una tarde bastante divertida.
Fuí a jugar basquet con mi mejor amigo, con la mujer a quien amo y con sus dos hermanas.
Despues de casi 3 horas de juego.. me duelen las piernas y casi todo el cuerpo.
Confieso que la mayor parte del tiempo, no pude apartar la mirada de una niña hermosa, ella vestía una playera roja...
--
Ante la necesidad imperante de tener entre mis dedos un buen libro, he comenzado a leer nuevamente una obra de Oscar Wilde; entre sus páginas existe un parrafo que me gusta demasiado:
" ¡Que hermosa debe ser la muerte! ¡Yacer bajo la oscura tierra, mientras las hierbas se mecen sobre nuestra cabeza, y escuchar únicamente el silencio! No tener ayer ni mañana. Olvidar el tiempo y las cosas detestables de la vida; descansar en paz. Usted puede ayudarme. Usted puede abrir para mí el portal de la casa de la muerte, porque lleva el amor con usted y el amor es más fuerte que la muerte "

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal