martes, marzo 05, 2002

Voy mirando a través de las ventanas del autobús, detrás de mi asiento una pareja de novios...
.:[supongo que eran novios porque se iban besando.. o quizás no eran novios, posiblemente eran amigos cariñosos o tal vez ni eso! posiblemente se conocieron en ese instante, se gustaron, se dijeron un par de palabras y zaz!! se empezaron a besar..... yo los ví porque en cierto instante voltee y ahí estaban... boca a boca; pero bueno, el centro de esta historia no es acerca de si ellos eran novios o no!!]:.
...una pareja de novios hizo una conversación breve que me llamó la atención; la historia urbana es la siguiente:
"Cuando el autobus pasó cerca del monumento de aquel personaje de mirada fría y cuerpo de cantera.. del cual, una larga escalinata se desparramaba... escuché lo siguiente:
-- Odio ese monumento -- díjo él; -- ¿Porqué lo odias? -- preguntó ella; -- Porque una vez pise mal en esas escaleras y me caí hasta el ultimo escalón -- respondió él; -- haaaay... que escaleras tan tontas!! -- díjo ella y comenzó a reir."

Yo no sé si reir o tomar alguna reflexión acerca del fragmento de aquella conversación de la cual escribo sin permiso.

Después de una lucha insignificante y corta; la risa le ganó a la reflexión; y después de reir un poco... he de escribir algo que me viene a la mente: 'Sino es que todos, la mayoría somos como él ¿porqué? porque en el preciso instante en que algo nos sale mal, lo odiamos; en el instante en que alguien nos deja de sonreir de aquella manera en que estabamos acostumbrados, esa persona nos deja de parecer agradable y en ocasiones la imaginamos detestable.
¿Será acaso que la belleza de algo o de alguien depende del grado de satisfacción que nos proporciona?
Desearía que la respuesta apareciera más pronto de lo esperado.... la colección de preguntas se hace cada día más grande.

--
Ya van demasiados días sin ti, te busco y no te encuentro... ¿será acaso que no busco bien?
Mujer hermosa, deja de hacerme sufrir con tu ausencia y dejate ver... no tienes idea de lo mucho que te extraño y de las noches tan malas que he pasado.. no puedo dormir bien, creo que voy a enfermar; la única médicina eres tu.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal