jueves, abril 04, 2002

¿Se puede influir en la vida de los demás, a la manera de un ángel de la guarda, sin que nadie lo note? 'Amelie Poulain', la protagonista del film que dirige Jean-Pierre Jeunet, cree que sí..
Y lo hace.





Amélie sirve las mesas de un pequeño café parisino 'Los dos molinos'. Su vida cambia de curso cuando, bajo las tablas del piso de su departamento, descubre una caja vieja con tesoros infantiles. Al devolverla en forma anónima a su dueño, ella contempla, a la distancia, las emociones que embargan al legítimo dueño.
A partir de ese instante ella decide intervenir en la vida de los demás sin que se den cuenta.
Este film es sin duda una de las mejores películas que hay en cartelera, destaca sobremanera su excelente dirección de arte, los tonos cálidos de la escenografía, la calidad en la fotografía ocasionalmente en tonos sepia, la música parisina, la iluminación acorde, y algo que me llama la antención es la voz de un narrador en 'off' al clásico estilo de 'Había una vez...'
Amélie es la mejor película que he visto en los últimos meses... :o)



--
La pregunta del millón de pesos: ¿Con quién creen que fuí al cine?

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal