jueves, julio 11, 2002

León Tolstoi; y una que otra reflexión.

"[..] él reveló a los hombres sencillos y a los niños, lo que ha ocultado a los hombres sabios" [León Tolstoi - Ana Karenina - p/308]

La mayoría de nosotros tiene secretos que no son tan sencillos de compartir y no por el hecho de ser vergonzosos o lastimeros, sino porque simplemente no pueden ser compartidos; algunos de ellos se pueden decir pero debe ser con la persona indicada y en el momento oportuno.

Nuestros dirigentes guardan secretos, la iglesia guarda secretos, la policía, los medios de comunicación, los libros, la historia, este blog, la persona que esta leyendo estas líneas, mi novia, tu novia, tu madre y padre, hermanos, vecino y hasta tu mismo, todos tienen secretos que no se atreven a decir tan fácil.

Continuando con aquello de los secretos indecibles y en este caso los indescifrables; con aquella forma de ver las cosas que prevalece en mi, pienso que hay un secreto que ha durado por millones de años y que seguirá presente por muchos más: El origen de la vida.

-::- Unos afirman y sostienen con pruebas prehistóricas que un día hubo una gran explosión, Carbono, Hidrógeno y Oxígeno fueron los elementos básicos para formar la vida unicelular en las aguas tibias del océano y como en un cuento de hadas años más tarde la vida prosperó sobre tierra firme, este mundo se lleno de criaturas vivientes por cielo mar y tierra; [el resto de la historia lo encuentran en cualquier libro o simplemente miren a su alrededor para saber en que parte del cuento nos encontramos situados]

-::- Por otro lado está la religión católica bajo la cual fui bautizado, comulgado y hasta confirmado, aquella religión que tiene un libro llamado Biblia [colección de libros] en la cual se afirma que un Hombre todopoderoso creó el cielo la tierra y todo el universo en tan sólo 7 días, que creó al hombre y a la mujer a razón y semejanza de él mismo y que aquel hombre llamado Adán y aquella mujer llamada Eva vivían en un lugar hermoso llamado paraíso; pero que un día, el demonio convertido en serpiente, influenció a Eva para comer la manzana prohibida; Dios [así le llaman] enfurecido por tal acto, expulsó del paraíso a nuestros dos personajes y presumiblemente antepasados...

Ambas ideas suenan fantásticas, como sacadas de un cuento, algunos nos inclinamos por aquellas que tienen bases científicas sólidas y congruentes, pero al mismo tiempo algo dentro de nosotros no puede negar del todo la existencia de un ser supremo, tal vez por fe, tal vez por no sentirse rebelde contra millones de fieles que pensarían: 'eres un ateo que niega la existencia de Dios, deberían quemarte con leña verde'; hay millones de razones para creer y para no hacerlo, en ambas teorías.

¿Y vaLar a quien le cree? La respuesta no es sencilla, [...] no, realmente no es sencillo declinar totalmente para un lado, [...] pero si he de morir en leña verde, que así sea!! Sólo les digo una cosa: ya le entregarán cuentas a Dios.
--
Suplemento: 3 nuevos enlaces en mi visita diaria

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal