sábado, agosto 24, 2002

Failed dependencies..

Que suerte tengo, mientras jugueteaba con mi Linux y experimentaba con un par de comandos, cometí un error simple, pero fatal, tanto para mí, como para mi S.O:
[root@valar /]# chmod -x /root/* -R
En menos de un minuto le di en toda la M... [M de madre] a mi sistema, con la instrucción chmod -x quité el permiso de ejecución de TODOS los binarios del sistema, cuando en realidad solo quería quitar el permiso de ejecución a los documentos dentro de la carpeta de /root.

Y como lo dije al principio del post, en menos de un minuto todo comenzó a fallar, tan grande fue el error, que ni siquiera la instrucción para apagar el sistema se pudo ejecutar... traté desesperadamente de salvar 'la vida' de mi S.O, en ese momento me sentí como un paramédico que trata desesperadamente de auxiliar a una persona accidentada; le dí un par de choques eléctricos [literalmente hablando] pero su corazón no latía; le inyecte una dosis de Xilocaina para evitar el dolor traumático; introduje el floppy de rescate y no tuve éxito; intenté con el CD de instalación y elegí la opción de 'Corregir errores y recuperar el sistema' pero todo fue en vano; solo pude escuchar un largo beeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeep y después; un silencio total [como un grito silencioso que dice hasta aquí llegué, ahora sufre.]

No tuve otra alternativa que 'desconectarlo' de la fuente y del cable IDE.
24 de Agosto de 2002: El disco de 20 Gb ha muerto de cluster a cluster, dejando un grato recuerdo en la memoria RAM que se desvanecerá al cortar el suministro de energía eléctrica...

Pero no todo estaba perdido; conecté el disco muerto a la otra P.C como unidad esclava [operación sin licencia médica]; configuré la máquina para que reconociera un disco adicional y sin alguna autorización por escrito; comencé a quitarle trocitos de aquí, directorios de allá y recuerdos de más por allá.
El disco fue un donador de órganos altruista; donó todas sus partes vitales, en este caso, los directorios: /home/; /root/; /var/www/html/; /etc/fstab; /usr/local/bin/; /usr/local/share/;
/etc/password /etc/shadow.

Una hora después, regresé el disco muerto [y ahora mutilado] a su antiguo caparazón, reinstale exitosamente el sistema operativo tras lidiar con dos 'fatal error' a media instalación que me regresaron a donde había empezado...

Ha sido todo un chow volverle a dar vida a esta vieja PC.
Son casi las 12 pm y hace no más de 10 minutos que acabo de re-personalizar el sistema, regresar las carpetas que estaban alojadas temporalmente en la otra PC y re-instalar algunos rpm's [software empaquetado] que me han dado mucho problema por las dependencias que no se cumplen.

Si bien es cierto, pocas veces o mejor dicho: nunca me he quejado de Linux, hoy si lo haré
Que trabajoso es tener que instalar paquetes individualmente!!!! Sobre todo si estos paquetes dependen de otras librerías que se esconden en alguno de los 3 discos de instalación [el problema es saber en cual de ellos... JODER]
Y para muestra: un screenshot
--
Hoy hablé por teléfono con Ana [hermana de Silvia], hablamos de bastantes cosas y algo que me llamó la atención fue un comentario que ella hizo; el cual me dejó pensando --A veces hay que ser egocéntrico, no es indispensable, pero es un mal necesario...-- yo le respondí que -- no considero al ego como una emoción/actitud necesaria; en contraparte, la autoestima es algo de lo que no se debe prescindir --
En fin; solo es cuestión de enfoques y una demostración breve de la diversidad del pensamiento humano ¿o ustedes que creen?

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal