sábado, septiembre 28, 2002

Ya vente!

Temprano, muy temprano sonó el teléfono, era mi madre quien se ha empeñado en despertarme a las 6:15 am. Me ha preguntado si estoy bien, si necesito algo, también ha cuestionado mi situación en la universidad y curiosamente me pregunto por Silvia [no supe como de debía responder, simplemente dije: está bien].

En cuanto el terreno estuvo preparado, mi madre me ha dicho que Thomas tiene un amigo capaz de ayudarme a conseguir trabajo relacionado a dar clases de computación en un instituto para adolescentes, la paga sería de 50 Dólares por semana y por la universidad no me debería preocupar, allá podría seguir estudiando...

La idea del trabajo suena tentadora sobre todo por la paga y porque a mis 23 años aún vivo con la pena de recibir dinero de mis padres, vivir en su casa y estar de mantenido... a veces me siento mal por gastar el dinero ajeno, siento no haberlo ganado con mi trabajo, siento que no me pertenece.

La sóla idea de ganar mi propio dinero me tienta a dejar esta ciudad, sobre todo porque las cosas relacionadas con la computación me apasionan, pero por otro lado, considerando mi situación actual en la universidad puedo resumir lo siguiente: llevo 3 años y aún veo lejana mi graduación, demasiada flojera y exceso de confianza en un principio me ayudaron en nada [hasta que alguien me abrió los ojos y recuperé el camino]; ahora ya estoy avanzando poco a poco pero aún me falta mucho por recuperar; otro punto en mi contra es que no se hablar inglés.

Me cuesta trabajo aceptar la idea de abandonar esta ciudad, tener que dejar a mis amigos, mi casa, mis libros... empezar de nuevo, etc. Para mi madre posiblemente suene fácil y me conoce, sabe que la idea del trabajo es lo que más me tienta a ir.

La respuesta más oportuna y nada falsa fue: gracias por la oportunidad; pero la verdad necesito pensarlo bien. Antes que nada deseo terminar la carrera en la universidad y después de eso, nada ni nadie me detendría para salir lejos de aquí y hacer una vida en otra parte. Por lo mientras el viaje programado para las ultimas dos semanas de Diciembre nada lo detiene, me voy para Hearne Tx.!!!
Ya lo decía aquel viejo sabio: no pierdas el camino y llegarás a tu destino..

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal