martes, octubre 08, 2002

Hoy no...

Hace rato que estoy tirado en la cama, y cualquiera que pudiera verme diría que mi conciencia no me tiene tranquilo, porque estoy dando más vueltas que un pollo en un rosticero.. me muevo más que un gusano de maguey en el comal...
Giro, me acomodo, me tapo de pies a cabeza, el edredón me ahoga, lo aviento hasta allá, me volteo boca abajo, de ladito, doblo una rodilla formando un 4, me tallo los ojos, pienso en.. cof cof cof en fin... por más que le hago: no puedo conciliar el sueño!!!

Alguien que haga el favor de darme un golpe en la nuca o que se yo... a ver si de esa manera puedo cerrar los ojos por un par de horas... alguien que me dé un valium porfavoooor!!!

Hoy me ha pasado cómo tantas veces: mientras voy camino a casa, me agarro la barbilla y pienso: "Llegando a casa cenaré algo delicioso, me ire a dormir temprano; mañana me despertaré a las 6 am, iré a correr un poco porque la barriga ya parece de 8 meses; regresaré y me daré un baño.. aaah que rico, luego me haré un desayuno nutritivo y me ire muy tranquilo a la escuela... que chido" pero no! no señores!!! son las 2:45 am y simplemente no puedo dormir... y la primera clase comenzará a las 9 am.

Y hablando/escribiendo acerca de los pensamientos [tan rebuscados que inundan el hueco de mi cabeza], hay algo que no comprendo del todo: ¿porque cuando pensamos en silencio, es como si alguien hablara dentro de nuestra cabeza. Como si de verdad hubiera un tipo/a metidote ahí dentro diciendonos lo que tenemos que hacer, dictando el post a escribir; hablando con una voz muuuy diferente a la que producen nuestras cuerdas vocales ¿Cómo es que nuestros pensamientos adquirieron esa tonalidad de voz? ¿Estoy de loco imaginativo [como siempre], o también les pasa que escuchan 'la voz de sus pensamientos'? Mis pensamientos tienen una voz grave [como dijera Silvia: de machín] pero si tu me escucharas hablar, apenas y podrías lograr distinguir mi voz a dos metros de distancia... che voz tan jodida que tengo, creo que los amplificadores de voz no venían incluidos con el muñeco...
En fin... siempre hay algo que nos mantiene inconformes. Yo lo estoy por mi voz "de niño" [como diría Silvia].. joder, si hablo más fuerte siento que estuviera gritando.
--
Bendita sea esta computadora [con los discos duros de fuera y la fuente a punto de tronar] que siempre está en red, así puedo venir a escribir mis orgasmos mentales...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal