lunes, noviembre 11, 2002

que humor.

Me leo y lo acepto, aunque no quisiera y lo niego en silencio. Ando medio tristón y lo menos que deseaba es que en el blog se reflejara mi estado de animo, aunque es obvio que no lo he logrado, Yushe me dijo hace días: lo que dice tu blog es muy triste, ella es una persona muy sensible y a quien aprecio mucho; con su comentario hizo darme cuenta de lo que pasaba en este sitio, no quería darle un énfasis deprimente a los últimos escritos, simplemente quería contar lo que pasa por mi mente, pero nada más que eso, odio que me compadezcan, que digan "pobrecito" que sientan lástima de un corazón que da tumbos emocionales.... díganme orgulloso si quieren, inmaduro si quieren, necio si quieren.. frágil si quieren, yo mismo lo diría, pero no me gusta que me tengan compasión y no lo digo por alguno de ustedes, lo digo por alguien que conozco en persona y ha hecho un comentario que llegó a mis oidos ["pobrecito se ve depre"]. No me gusta eso!!! igual que no me gusta que rompan mi corazón a cada rato.

Fuerte, seguro, honesto, franco, sincero, noble, amable, justo; esos fueron los valores que he adoptado y adaptado a lo largo de una vida no tan fácil pero tampoco difícil; sobre todo por aspectos familiares... pero aún así: aquí sigo, dando lo que puedo dar.

Cuando deje a un lado este sentimentalismo que me acongoja regresaré y escribiré algo divertido, tonto, simple, corto o largo, ilógico, lo que sea, menos algo que suene a queja o lloriqueo.
Y quiten esas caras, que nadie ha muerto!
--
Silvia una vez me dijo: ¿Siempre das tanto o solo eres así conmigo?.
Hoy le preguntaría: ¿Es justo que me trates así?

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal