domingo, noviembre 10, 2002

Te extraño...

La historia de todas las noches en que deseo conectarme a la red para escribir algo y simplemente con mi cuenta de prodigy no puedo hacerlo, no importa.. el próximo 17 de Noviembre vienen a instalarme el "cable" los señores de megared y ahora sí: Adiós Prodigy.!
--
Ayer estuve en casa la mayor parte del día haciendo lo que comúnmente hago el fin de semana: limpiar mi habitación, mirar fotografías, asear la casa y lavar mi ropa... que en realidad solo consiste en separarla por colores y meterla en la lavadora, ella hace todo el trabajo; bendita tecnología.
Cerca de las 10 pm recibí una llamada de quien menos imaginé: Montserrat [la hermana de mi mejor amigo].
Hablar del pasado trae recuerdos y la nostalgia inunda las paredes; en Marzo Giovanni se fue a N.Y a trabajar y hace un par de meses Montserrat también se fue para N.Y a estudiar la universidad; anoche me contó como la ha pasado en estos meses y los planes que tienen ella y su hermano, entre los cuales prevalece que Giovanni ya quiere regresar a México porque extraña a su gente, a sus padres, su tierra, su casa, la comida, a sus amigos, a su beba [Jacqueline] y a su esposa [Alicia]... y no es para menos, aunque el cuerpo ande por otro lado, el corazón siempre se queda en la tierra que le vio nacer y con quienes le quieren por lo que es y no por lo que tiene...

flashback: A Giovanni lo conocí en el servicio militar [cuando tenía 18 años] hace más de 5 años; recuerdo que en una ocasión fuimos a su casa a tomar un poco de agua después de nuestra larga jornada como 'promotor deportivo' en el servicio militar; en el interior de la casa había una chiquilla de mirada curiosa y sonrisa enternecedora; Giovanni me presentó a su hermana [Montserrat] ella tenía 13 años, aquella señorita me agradó mucho por la forma de pensar que tenía y para que negarlo, por lo bonita que era [y sigue siendo]; así que comencé a llamar por teléfono continuamente y a entablar una amistad con Montserrat, entre nosotros nació una amistad bastante fuerte, ha perdurado por todo este tiempo, ni los celos absurdos de su [ahora] ex-novio pudieron lograr que ella y yo dejáramos de hablarnos; después de 5 años de tratar a Montse y a Giovas puedo decir orgullosamente que ambos, son personas que saben lo que quieren, que son honestas, trabajadoras, muy sinceras y excelentes amigos, sobre todo eso: excelentes amigos que se les quiere y extraña al primer minuto de su ausencia.
Hace un par de semanas, vi a una muchachilla subir al autobús, tenía el mismo uniforme que usaba Montserrat cuando estudiaba el bachillerato, lo primero que vino a mi mente fue un nombre: Montserrat.. y sin querer la nostalgia que causa la ausencia, el hueco que dejó en el corazón al irse a N.Y, las ganas de saber de ella, el saber que ahora son menos frecuentes y menos prolongadas las llamadas telefónicas; dan ganas de llorar un poco... ella me aconsejaba cuando me sentía perdido, cuando no sabía que hacer en mi relaciónes amorosas, siempre había alguien del otro lado de la línea, alguien en quien confiar; alguien con un corazón enorme; alguien que me contaba sus secretos, sus exitos, alguien con quien reir mucho tiempo o llorar al compartir una pena, alguien que no era un ser cualquiera, era aquella niña que conocí hace 5 años y que no ha parado de sorprenderme cada vez que descubro lo inteligente que es, lo mucho que ha crecido emocionalmente y lo bondadosa sigue siendo... Siempre nos hemos apoyado mutuamente, y esta ocasión no es diferente, sinceramente le deseo mucha suerte en N.Y. Le deseo un éxito merecido en la Universidad y sobre todo: que las cosas con su novio Pablo sigan como hasta ahora: estables y prósperas, ella no podría merecer menos.
Nunca quise tanto a una amiga como a Montserrat.
No tengo hermanos, pero aprecio a una persona como tal: Giovanni

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal