lunes, diciembre 09, 2002

Ya era hora..

Por un instante pensé que la gripe se había olvidado de mi, pero no fue así, anoche me visitó y con su voz seria me dijo: --Desde la Atalaya te observo, no creas que me olvido de ti-- y luego, con su mano fría tocó mi cara y sonrió -- estoy en ti, no me olvidarás, soy parte de ti. --.
Amanecí con dolor de cabeza, dolor de ojos, fluido nasal y dolor de garganta.
Para la hora en que estoy escribiendo esto, las flagelaciones que recibe mi organismo van en aumento; ahora tengo fiebre, me duelen los oidos, los ojos y las encias [cosa que no entiendo], el fluido es persistente y el dolor de garganta me hace tener la boca cerrada [para que no entre aire frío], cosa que debí hacer unos cuantos días atrás...
--
Soy uno más de la lista, otra unidad sumada a las estadísticas, otro punto en las gráficas, otro grano de arroz en el costal.
--
Me duele TODO, y no hay medicína para este tipo de dolores, ya quiero irme a mi casa...!

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal