domingo, marzo 16, 2003

Festín!

Hoy terminaron las fiestas de cuaresma en Xicohtzinco, Tlaxcala [lugar donde vive Silvia] ... fue todo un espectáculo de luces, música y fuegos artificiales. En la plaza de la iglesia pusieron una torre enorme con fuegos pirotécnicos; mediante pólvora, pirotecnia artesanal y fuego se crearon imágenes vistosas e imaginativas, como la de un trébol, una corona, un sol, una cruz, la imagen de cristo y una flor.
Fue hermoso ver como la pólvora mezclada con otros elementos le daban al fuego un color especial: colores como el rojo, verde, amarillo, blanco, morado, naranja... también aventaron al cielo unas 'bombas' de esas que una vez arriba, explotan y dejan caer una cascada de luces que van cambiando de tono conforme van descendiendo. Que noche tan extraordinaria!!
--
Antes de venirme a casa, hice un berrinche [porque no me presentó con la otra persona con quien ella se puso a platicar] y decidí venirme a casa con un mal sabor de boca, seguramente no sería el único con aquella sensación de "ya la regué".
En realidad ya estaba en la parada de autobús, simplemente esperando por que llegara alguno.
Alguna vez han sentido esas ganas de darse la media vuelta y correr hasta la otra persona, alcanzarle, darle un abrazo y decirle "no es para tanto" ???
Pues eso fue lo que sentí, me di la media vuelta, la alcancé y la abracé.. ella me correspondió el abrazo con una fuerza y una ternura conjugadas, que me es difícil describirla en estas líneas, le dije Hemos pasado un muy buen día, ¿porque arruinarlo ahora? .. discúlpame por enojarme por algo tan tonto, no es para tanto, sólo te pido que la próxima vez que te pongas a platicar con alguna amistad tuya, me presentes por mi nombre y no me hagas sentir ignorado. Ella entendió mi punto. Si bien dice el dicho: --hablando se entiende la gente--
Ya todo arreglado, la acompañe hasta su casa pero antes, pasamos a un puestecito donde un señor algo grande de edad, vendía artesanías. Ella compró una tortuguita de madera, [de esas que mueven la cabeza de un lado a otro si alguien las toca o las mueve aunque sea poquito..] Creo que tienen la cabecita pendiendo de un hilo.
Me dio la tortuguita y me dijo: Soy como esta tortuguita, voy paso a pasito, tenme paciencia... acepté el obsequio con un gusto enorme y comprendí que es lo unico que me pide: paciencia. Que detalle tan enternecedor ha tenido, de verdad. Con esta niña me saqué la lotería!
Estuvimos otro rato juntos, hablando de una manera especial, solo nosotros nos entendímos.
Dadas las 11, lo siguiente a realizar era tomar el próximo autobús para llegar a mi casa. Esta noche... no se olvida!
--
Por internet también hay discusiones tontas

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal