viernes, abril 18, 2003

Así es...

Esto no es un deja vu, no es un texto viejo presentado como nuevo, no es lo mismo que leiste la vez pasada, ni tampoco es el mismo sentimiento que deseo plasmar con letras teñidas de azul [es más sólido y envolvente].

Cuando miro un par de ojos [los de ella] fijamente, adquiero la certeza de que todo marcha bien, la frase pronunciada con sinceridad singular que conjuga tres palabras: te quiero mucho hace que la piel se erize [la de él], muchos sueños pueden ser posibles si se desean hacer posibles; ilusiones [las de ellos] que parecían inimaginables van tomando forma poco a poco. Aquel rostro terzo y lozano [el de ella] y aquellos dedos, largos y delgados [los de él] exploran la delicadeza de tan bella criatura y leen de la piel lo que el corazón [el de ella] libera en cada latido.
La comunicación es importante [entre ellos], el gusto que causa poder escuchar con franqueza lo que piensa, siente, le agrada o desagrada, es una muestra de honestidad [la de ella], comprensible es, que la confianza [la de él] aumente y se refleje en cada momento que escucha con atención cada palabra y aprende paso a paso, porque crecer juntos es el deseo plural [de ellos].

En pocas palabras, el amor expresado de diferentes maneras; maneras únicas [de ella] que la hacen incomparable, es tan inmenso como el amor [de él] que expresa en cada beso, en cada palabra, en cada risa, en cada instante en cada tiempo, en cada minuto de exploración, semejante a la ambrosía.

Si juntos quieren estar, juntos estarán.
--
Mi niña: Te amo...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal