jueves, abril 17, 2003

La semana Santa...

[Ni tan santa, porque hace poco, he tenido una plática/discusión por teléfono por mas de dos horas... en fin]
--
La última hora de Domingo de Ramos ha sonado. Estamos en la Gran semana, como se llamaba en otro tiempo, o la Semana Santa para hablar el lenguaje de nuestra época. La iglesia ha despojado de sus altares y cubierto con velos los cuadros y las estatuas de los santos. Además, y con esto no contribuye a dar un aspecto de desolación a las ceremonias de la Semana Santa, en ella no se escuchan sino lugubres cantos.
Más aún, el Jueves Santo las campanas cesan de tocar; se han ido, segun una creencia infantil, a Roma a recibir la bendición del santo padre o a celebrar sus pascuas, y la ruidosa matraca, inmortalizada.
En efecto, un gran drama religioso se prepara; un hombre-dios se ha dignado a dejarse crucificar entre dos ladrones para rescatar a la humanidad: esta escena grandiosa es la que la iglesia recuerda durante muchos días. Los fieles apartan su pensamiento de toda cosa material y le llevan a la cumbre del cerro de la estrella[+].
--
Luego sigue el Viernes Santo y el Sabado de Gloria. Se bendice el agua, las iglesias de despojan de su aspecto de tristza que impone a los más religiosos; las matracas desaparecen, y los alegres repiques de las campanas invitan a los fieles a prepararse para la fiesta del día siguiente.
En los tiempos de la iglesia primitiva, el ayuno era mas riguroso durante la Semana Santa, y no se comia más que frutas secas, se abstenia todo el mundo de los placeres mas inocentes. Los días y gran parte de las noches se pasaban en los templos, así es como se conmemora la Gran semana o Semana mayor [no se llama así porque contenga mas días que las otras, o porque sus días sean de mayor duración, sino a causa de la grnadeza de los misterios que entonces se celebran: la regeneración del universo.]
--
El presente no es más que fruto del pasado, de modo que su progreso tomará un camino más seguro; cuando más sea el resultado de la inteligencia y de la relación de ambos: pasado y presente.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal