jueves, abril 03, 2003

Que feo se siente ser tratado como un muñeco de feria por un rato...
--
Algunos dicen y otros tantos afirman con cautela que lo mejor está en medio, justo a la mitad [de una galleta, un emparedado, en el terreno de juego, entre oreja y oreja, etc] pero esta vez estoy convencido de todo lo contrario.
--
Cualquier otro destello fraguado en las manos y las palabras de otra persona, por muy luminoso que sea, nunca tendrá la fuerza para atar de pies y manos al amor que cubre a dos.
--
Nunca digas nunca.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal