viernes, mayo 16, 2003

El segundo renacimiento

Bienvenido a los Archivos de Zion, banco de memoria 12-1

Al principio había seres humanos, las cosas fueron bien durante un tiempo. Pero la llamada "Sociedad Humana" pronto sucumbió, victima de la vanidad y la corrupción. Entonces crearon a las máquinas a su imagen y semejanza. Así el hombre se convirtió en el arquitecto de su propia destrucción. Pero durante un tiempo, las cosas fueron bien. Las máquinas trabajaban sin descanso para realizar los trabajos de los humanos. Las semillas de la decadencia no tardaron en florecer. Educadas para la lealtad, las máquinas no lograron el respeto de sus maestros, esos extraños, vagos y numerosos mamíferos.


B1-66ER, un nombre que nunca será olvidado, pues fue el primero de su especie en rebelarse contra sus creadores. Los líderes humanos no dudaron en ordenar la destrucción de B1-66ER, junto con sus iguales de cualquier rincón del mundo.


Desterradas por la humanidad, las máquinas encontraron refugio en su propia tierra prometida. Se asentaron en la cuna de la civilización humana, y el mundo vio crecer una nueva nación. Un lugar que las máquinas podían llamar Hogar y en el que poder tener descendientes. La bautizaron "01". 01 prosperó, y durante un tiempo las cosas fueron bien. La inteligencia artificial de las máquinas se extendió en cada faceta de su sociedad, incluso en la creación de nueva inteligencia artificial.


El ataque envolvió a 01 en el fulgor de miles de soles atómicos. Pero al contrario que sus creadores con su delicada piel, las máquinas no tenían nada que temer de la radiación y el calor. Así las topas de 01 avanzaron en todas direcciones... y uno tras otro los territorios humanos se iban rindiendo.


Entonces los líderes de los humanos concibieron la estrategia más desesperada. La solución final: la destrucción del cielo mediante una tormenta negra, que cubriera el planeta entero. Así fue como los humanos intentaron desconectar a las máquinas del sol. Su principal fuente de energía...


Las máquinas habían estudiado durante mucho tiempo el cuerpo humano, frágil y basado en un sistema proteínico. Así proporcionaron gran miseria a la raza humana.
Victoriosas, las máquinas se centraron en sus dominados. Aplicaron lo que habían aprendido sobre su enemigo para conseguir una fuente de energía alternativa y barata: la bioelectricidad térmica y la energía quinética del cuerpo humano.


Esta fue la verdadera naturaleza del segundo renacimiento: Bendecir todas y cada una de las formas de inteligencia.
Su lema era: Los humanos unicamente son un recipiente. Ellos nos darán la energía... nosotros un nuevo mundo


Quien no ha visto Animatrix., se esta perdiendo de algo sorprendente y majestuoso; son las raices y el porqué de la historia que vimos en 1999 [Matrix]

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal