martes, junio 03, 2003

Sorpresa y doble regalo




Hoy recibí una sorpresa enorme, en todo el tiempo que llevo de vida me han regalado solo dos libros, el primero fue "Cien años de soledad" y hace no mas de tres meses, una amiga que aprecio muchísimo Ilian [chatita] me regaló un ejemplar de Hermann Hesse [El lobo estepario] que por cierto, aun no leo.. sigo con la lectura de "México Bárbaro". Bueno pues resulta que hoy precisamente cuando iba subiendo las escaleras después de ir a clase me encontré a Ilian y ella me dijo: "Tengo algo para ti" acto seguido, saco de una bolsa un paquete y lo puso en mis manos, al instante le dije "Es un libro, ya lo terminaste de leer?" a lo que ella respondió "No es el que me prestaste, es uno que quería darte desde hace tiempo".
El libro estaba forrado con una hoja de color, tenia un moño bastante bonito [que ella misma hizo] y cintas de color para sujetar la envoltura. Abrí con cuidado aquel obsequio y me encontré doblemente sorprendido: la envoltura en su interior tenía escritas muchas cosas que me hicieron sentir bastante bien, y lo mejor fue al ver el título del libro: La santa Biblia Ella dijo, espero que te guste, si lo lees, veras que te ayudara mucho, tiene cosas muy interesantes además a ti te gusta como que pensar todo.
La verdad me sentí muy conmovido por todo, primero que nada, por la forma tan original de envolver el regalo, con tanto detalle, empeño y dedicación; por otro lado: por el libro, es poco común que alguien regale un ejemplar de la Biblia.
Ya he comenzado a leerla, en las ultimas páginas viene un Plan para leer la Biblia en un año el cual consiste en leer alguna sección especifica diariamente, digamos que es una guía.

Esta niña me sorprende de vez en vez con sus detalles, creo que he ganado una muy buena amiga, solo espero poder corresponder de la misma manera....
--
Después de la escuela, fui a ver a Silvia a su trabajo, la invite a desayunar... hablamos y si, regresamos nuevamente, a veces me doy cuenta claramente de que este amor es tan grande que por mas que intentamos separarnos ya sea por un momento de coraje o desesperación [por cosas pequeñas pero molestas], siempre terminamos regresando a donde el corazón nos llama. Claro, no debería de ser así... eso de estar a punto de perderlo todo, para darse cuenta de cuanto vale o de cuanto se ama/extraña/quiere a la otra persona.
Bueno pues... veamos que pasa en los días venideros, igual y hasta terminamos cansándonos =Þ [Si eso ocurre, ya los invitare a la boda]
--
Proverbios 17:17
En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempos de angustia.
--
Gracias...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal