sábado, agosto 09, 2003

Hoy [*]

[*] Es el cumpleaños de Ilian, ella es una amiga muy querida y una persona con cualidades dignas de admirar.
He ido a visitarla para felicitarla por sus 21 años de vida... ella lucía tan normal, tan serena que cualquiera diría para ella, era otro día normal.

[*] Fuí al centro a comprar una cámara para la llanta de mi bicicleta... 14 pesitos por 2 metros de hule fabricado en la India e importado por México.

[*] Recorrí cerca de 8 tiendas especializadas en fotografía para preguntar el precio de una pila 2CR5 para la cámara. Los precios iban desde 124 pesos hasta 97 pesos el más bajo, será obvio saber cuál compré.

[*] Estuve en casa de Silvia, cuando llegué le enseñé las fotos que habíamos sacado en la ultima visita al D.F. Ella coincidió conmigo en que las dos fotografías que imaginé que saldrían bien efectivamente, salieron bien. Mientras yo comía algo que me preparó ella seguía mirando las fotografías y planeando que haríamos en el resto de la tarde.

[*] Tuvimos que cambiarle la cámara a la bici, ella fue quien lo hizo... yo diría que bastante bien para ser la primera vez.

[*] Pedaleamos 50 minutos a través de caminos de terracería, curvas, hoyos gigantescos y un tramo pavimentado para llegar a un hacienda en Santa Agueda, un lugar al que te permiten entrar por 30 pesos y acampar por 80... esta alejado de la ciudad, del ruido y de todo lo que conmunmente se ve por todos lados. Es una hacienda amplia bien cuidada, con areas verdes y secciones especiales para los que quieren hacer fogata o cocinar sus alimentos y hasta con alberca techada... muy bonito el lugar.

[*] Pedaleamos otros 50 minutos pero esta vez tomamos otro camino.. en el campo la visibilidad es poca, la unica luz que hay es la que refleja la Luna, seguimos el camino por mero instinto con temor a perdernos pues en varias ocasiones nos tuvimos que decidir entre un camino u otro. Silvia que posee un gran sentido de la orientación logro seguir el camino correcto hasta el regreso a su casa. Ella me decía que en momentos sentía un poco de desesperación porque no encontraba algún camino que le fuera familiar, en cambio yo me sentía totalmente tranquilo porque ella iba guiandome, jejejejejee que curioso. A final de cuentas.. llegamos sanos y salvos despues de pedalear varios kilometros en medio de la obscuridad en caminos de terracería rodeados unicamente de árboles y sembradíos

[*] Fue una muy buen día con una magnífica noche!

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal