viernes, septiembre 26, 2003

Por teléfono...

Estuvimos platicando Silvia y yo, fueron casi tres horas de charla amena, en cierto momento de la plática le conté que habia ido a las oficinas de la SHCP a recoger mi cédula y le dije: "que crees, ahora ya soy persona física... aunque no entiendo a que se refieren con eso, será que antes era persona espiritual??" Ella se rió ante mi total ignorancia y después de unos segundos de risas contagiosas me aclaró: "No chiquito, antes eras persona moral, no espiritual..."

Estos asuntos de finanzas no los comprendo muy bien... en realidad entiendo nada; a ver que tal me va, porque cada dos meses tendré que hacer mi declaración fiscal.
Antonio [el esposo de la contadora que me ayudó a realizar todo el tramite] me advirtió una y otra vez antes de despedirse: "ten mucho cuidado... hacienda es como la muerte: nadie se escapa y no perdona"

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal